El Día Internacional

El Día Internacional o Día Mundial se promueve para celebrar o conmemorar una causa. En principio está promovida por una organización internacional, con frecuencia vinculada a las Naciones Unidas, así que a priori parece un tema serio, ¿no?.

Yo no sabía nada sobre este asunto, salvo lo que leía en prensa y otros medios en relación a algún evento particularmente relevante, pero últimamente me llegan mensajes de “el Día Internacional de” con algún vídeo o enlace a una página web, y eso me ha generado esta curiosidad que quiero compartir aquí. Me he quedado de piedra al enterarme de que todos los días del año se celebra un “Día Mundial” o ” Día Internacional” de algo o a favor de algo o contra algo…Si no son todos, son casi todos, e incluso hay alguna fecha en el calendario que aglutina hasta siete Días Internacionales. Muchos de ellos nos recuerdan la existencia de distintas enfermedades genéticas, raras o mortales; conmemoran alguna causa de conflicto racial o violento; o defienden los derechos de algunas minorías étnicas o de sexo. Pero luego están los días que yo directamente califico de absurdos. Y señalo aquí algunos de ellos para alucine o carcajada en un Top 10 de los mejores (iba a hacer un top 5 pero he visto que me quedaba corta):

  1. Día Mundial del Orgullo Zombie
  2. Día Mundial del color rojo (sólo del rojo, el resto de colores son unos “margis”)
  3. Día Mundial del Soltero. No hay un Día Mundial de la Soltera. Y me adelanto al que vaya a criticarme por eso de andar escribiendo lo de “os/as/@” para diferenciar los géneros. Si incido en el día del soltero frente a la soltera es porque sí hay un Día Mundial de las Viudas pero no lo hay de los Viudos…
  4. Día Internacional del pensamiento scout 
  5. Día Mundial del Emoji (se conoce que con la peli no era suficiente)
  6. Día Internacional del retrete
  7. Día Internacional del ninja
  8. Día Internacional de Star Wars
  9. Dia Mundial del Orgullo Friki
  10. Dia Mundial de la marioneta

Luego está por ejemplo el día de la Felicidad, el Día más feliz del año y el Día de la sonrisa, se conoce que con un solo día es poco. Pero también tenemos el Día de las Víctimas del Holocausto por un lado y el Día de las Víctimas del Estalinismo y el Nazismo por otro. Y el día 21 de marzo que celebra al mismo tiempo el día de los archivos o las marionetas con el día mundial de Síndrome de Down… qué queréis que os diga, tal y como yo lo veo, un auténtico disparate.

Digo yo que el objeto de celebrar este tipo de cosas es el de concienciarnos social, cultural, económico y políticamente acerca de un tema que afecta a personas de un modo muy serio. Gente que está sola en sus batallas personales o que no cuenta con medios para hacerles frente. Estos días apelan a nuestra solidaridad. Y cuajar el calendario con decenas de otras causas por muy graciosas o llamativas que sean contribuye a, por un lado cansar al personal con tanto Día De y por otro, a banalizar las causas más relevantes. El pasado 19 de octubre se celebraba el Día Mundial de Cáncer de Mama. Las redes sociales se llenaron de lazos rosas, reivindicaciones y recuerdos. Hasta el punto de que si uno no se pronunciaba se convertía en un insolidario. Duraron eso. Un día. El 20 de octubre cambiamos el chip y a otra cosa mariposa…Como si nada. Eso me recordó a algo que me pasó cuando en el colegio cuando tenía trece años y que se quedó grabado en mi memoria. Nuestra tutora y profesora de matemáticas, Carmen, murió de un infarto. Creo que era de las profesoras más queridas para nosotras. Se organizó un gran revuelo en clase cuando nos enteramos. No exagero, pero aquello llegó en un momento dado a parecerse a una competición de plañideras. Una de mis compañeras, P., encabezaba la marcha de los llantos y las demostraciones públicas de dolor, y en un momento dado, se enzarzó con otra, M., que mantenía una postura seria pero muy serena, sentada en su pupitre. P. se acercó a ella, y a gritos le reprochó su insensibilidad, que no derramase una lágrima por su profesora. La otra, sin perder la compostura, le respondió “cada uno llora como quiere y lleva el dolor como quiere. Tus gritos no conmueven a nadie”. Lo cierto es que todas sabíamos que P. quería más bien poco a Carmen y que su disgusto no le duró más que ese día.

En fin, sé que menos es nada y que llamar a la atención pública aunque sea un día es algo. Pero de nuevo tengo la impresión de que acabamos dispersos en la superficialidad de las cosas que son importantes. Lo dejo a vuestro criterio…desde luego no tengo intención de moralizar ni aleccionar. Este blog no es para eso, sino para dar salida a mis pensamientos un tanto absurdos…

 

PS: me tomo la libertad de mandar un vídeo por el Día Internacional de la enfermedad “Piel de Mariposa” que ha mandado una amiga, pidiendo nuestra ayuda, al menos para que se sepa más de esta enfermedad.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *